El Papa Francisco les dice a los sacerdotes en la Misa Crismal: 'La cruz no es negociable'

Publicado por:

Agencia Católica de Noticias

Temas:

El Papa Francisco les dice a los sacerdotes en la Misa Crismal: 'La cruz no es negociable' 

El Papa Francisco dijo a los sacerdotes en la Misa Crismal del jueves en el Vaticano que “la cruz no es negociable” al predicar el Evangelio.

“La predicación de la Buena Nueva está misteriosamente ligada a la persecución y la cruz”, dijo el Papa Francisco en su homilía del 1 de abril.

El Papa fue más allá al decir que “la predicación del Evangelio es eficaz no por nuestras palabras elocuentes, sino por el poder de la cruz”.

La Misa Crismal de la Semana Santa es la Misa en la que el Papa, como obispo de Roma, bendice el Aceite de los Enfermos, el Aceite de los Catecúmenos y el Aceite Crismal, que se usarán en toda la diócesis durante el próximo año.

Este año, menos de 100 sacerdotes de la Diócesis de Roma pudieron concelebrar la Misa y renovar sus votos sacerdotales en la Basílica de San Pedro debido a las restricciones de COVID-19.

En la Misa ofrecida en el Altar de la Cátedra de la basílica, el Papa enfatizó que la cruz estuvo presente en la vida del Señor “desde el principio”.

“Está ahí en la persecución de Herodes y en las penurias sufridas por la Sagrada Familia, como las de tantas otras familias obligadas a vivir exiliadas de su patria”, dijo.

El Papa también explicó cómo “una y otra vez en el Jesús de los Evangelios” la predicación es recibida con envidia, rechazo y desprecio.

“La cercanía de Jesús, que cena con los pecadores, gana corazones como los de Zaqueo, Mateo y la mujer samaritana, pero también despierta el desprecio en los farisaicos”, dijo Francisco.

La presencia de la cruz a lo largo de la vida y la predicación del Señor “nos hace entender que la cruz no es una ocurrencia tardía, algo que sucedió por casualidad en la vida del Señor”, dijo el Papa, según un informe de la Agencia Católica de Noticias.

“Es cierto que a todos los que crucifican a otros a lo largo de la historia les aparece la cruz como daño colateral, pero no es así: la cruz no aparece por casualidad”.

El Papa Francisco dijo que las meras circunstancias no condicionan el poder salvador de la cruz.

“¿Por qué el Señor abrazó la cruz por completo y hasta el final? ¿Por qué Jesús abrazó toda su Pasión: su traición y abandono por parte de sus amigos después de la Última Cena, su arresto ilegal, su juicio sumario y sentencia desproporcionada, la violencia gratuita e injustificable con la que fue golpeado y escupido? Si las meras circunstancias condicionaran el poder salvador de la cruz, el Señor no lo habría abarcado todo. Pero cuando llegó su hora, abrazó la cruz por completo. ¡Porque en la cruz no puede haber ambigüedad! La cruz no es negociable”, dijo.

El Papa compartió una historia con los sacerdotes, un recuerdo de su propia experiencia en el ministerio sacerdotal en Argentina.

“Una vez, en un momento muy oscuro de mi vida, le pedí al Señor la gracia de librarme de una situación difícil y compleja. Un momento oscuro”, dijo.

“Tuve que predicar los Ejercicios Espirituales a unas religiosas, y el último día, como era costumbre en aquellos días, todas se confesaron. Vino una hermana mayor; ella tenía una mirada clara, ojos llenos de luz, una mujer de Dios”.

“Terminada la confesión, sentí el impulso de pedirle un favor, entonces le dije: 'Hermana, como penitencia tuya, ruega por mí que necesito una gracia particular'… Si se la pides al Señor, seguro que me lo dará.

“Hizo una pausa por un momento y parecía estar orando, luego me miró y me dijo: 'El Señor ciertamente te dará esa gracia, pero no te equivoques: te la dará a su manera divina'”. .

El Papa Francisco concluyó: “Me hizo mucho bien oír que el Señor siempre nos da lo que le pedimos, pero que lo hace a su manera divina. Ese camino implica la cruz, no por masoquismo, sino por amor, amor hasta el final”.