CONFIRMACIÓN

¡Ven, Holy Spirit, Ven!

¿Qué es la Confirmación?

La Confirmación, junto con el Bautismo y la Eucaristía, forman los Sacramentos de Iniciación que están todos íntimamente conectados. En el Sacramento de la Confirmación, la persona bautizada es “sellada con el don del Espíritu Santo” y fortalecida para el servicio al Cuerpo de Cristo.

La confirmación nos recuerda Pentecostés y cómo el Espíritu Santo se derramó en los creyentes (Hechos 2:1–4) y les dio valor para practicar su fe. Los católicos creen que el mismo Espíritu Santo confirma a la persona durante el Sacramento de la Confirmación y les da los mismos dones y frutos.

Confirmation calls us to be missionary witnesses of Jesus Christ in our families, neighborhoods, society, and the world. . . . We receive the message of faith in a deeper and more intensive manner with great emphasis given to the person of Jesus Christ, who asked the Father to give the Holy Spirit to the church for building up the community in loving service. (Catecismo católico de EE. UU. para adultos)

En la Arquidiócesis de San Antonio, jóvenes y adultos pueden recibir el sacramento de la Confirmación.

El Sacramento de la Confirmación para los JóvenesEl Sacramento de la Confirmación para adultos

Patrocinadores de Confirmación

¡Qué honor es ser un padrino de Confirmación, un compañero en el camino de la fe, representando a la comunidad!

Cada Confirmando (persona que se prepara para recibir el sacramento) debe tener un padrino que lo acompañe en su camino de fe. El padrino de confirmación guía al confirmado para que actúe como un verdadero testigo de Cristo y cumpla fielmente los deberes del sacramento. El padrino guía al Confirmando con palabras de aliento y con su testimonio personal de fe y de vida. Es preferible que el padrino de bautismo sirva como padrino. Sin embargo, otra persona también puede actuar como patrocinador.

Para ser Padrino de Confirmación, una persona:

1. debe tener 16 años de edad o más y ser lo suficientemente maduro en su compromiso de fe y expresarlo activamente dentro de la comunidad católica;
2. no debe ser padre o madre del que va a ser confirmado (Canon 874);
3. no es necesario que sea del mismo género que el candidato;
4. debe pertenecer a la Iglesia Católica y ser plenamente iniciado, habiendo recibido el Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía (Canon 874);
5. conoce al candidato y es capaz de ayudarlo en el camino espiritual, compartiendo la fe y modelando la vida de un católico maduro;
6. anima al candidato a crecer en una relación de fe con Jesús;
7. asiste y anima al candidato con el estudio y la práctica de la fe católica;
8. acompaña al candidato, cuando sea posible y apropiado, en la preparación de la Confirmación y la liturgia de la Confirmación.


Contacto

Para obtener información sobre el sacramento de la Confirmación para usted o un ser querido, comuníquese con la parroquia de su vecindario. Haga clic aquí para encontrar una parroquia cerca de usted.

¿Preguntas o comentarios?

La parroquia local es responsable para proporcionar o ubicar la preparación de Confirmación apropiada para cada Confirmando. Si usted es un miembro del personal de la parroquia y necesita ayuda para asegurar dicha preparación, comuníquese con el Departamento de Ministerios Pastorales al 210-734-1952 o Por correo electrónico.