VOCACIONES

Sacerdocio Diocesano

¿Qué es un Sacerdote Diocesano?

Un Sacerdote Diocesano es llamado a servir al Pueblo de Dios en un área local, llamada diócesis, en colaboración con y bajo la guía del Obispo. El sacerdote es un líder compasivo y comprensivo de la comunidad que camina con los fieles en su búsqueda de vivir el Evangelio. El ministerio del sacerdote diocesano ayuda a construir el Cuerpo de Cristo en las parroquias para la gloria de Dios y el bien del mundo.


El ministerio sacerdotal

Priesthood-HandsAndHost.jpg

Los sacerdotes diocesanos están llamados a ministrar de muchas maneras diferentes para satisfacer las necesidades espirituales de su pueblo. Los sacerdotes celebran los sacramentos, proclaman el Evangelio, trabajan como la mano amorosa del perdón y la misericordia de Dios, desafían al pueblo de Dios a un discipulado más profundo, aconsejan a los que necesitan orientación y confortan a los que necesitan consuelo. Los sacerdotes ministran en nuestras parroquias, pero también en nuestros hospitales, cárceles y escuelas. Trabajan con organizaciones y clubes parroquiales, maestros, estudiantes, profesionales de negocios y consejeros. La capacidad de lograr todo esto proviene de la gracia de Dios en el sacramento del Orden Sagrado y de la formación en el seminario.

El sacerdocio en la Arquidiócesis de San Antonio es tanto emocionante como desafiante. La Iglesia en esta parte de Texas está creciendo rápidamente y experimenta necesidades que cambian constantemente. La mayoría de los católicos aquí son hispanos, lo que requiere aprender el idioma y las tradiciones de este pueblo para ministrar de manera más efectiva. También hay comunidades polacas, alemanas, checas y otras que viven tanto en áreas rurales como urbanas. Hay una gran población militar, así como mucha gente en los campos médico, educativo y de servicio. Los hombres llamados al sacerdocio aquí deben tener la visión, la energía y la dedicación para responder a este ministerio dinámico.

Cualidades de un candidato al sacerdocio

  • Un amor por la fe católica
  • Una relación personal con Dios
  • Un deseo generoso de ayudar a otras personas.
  • Un deseo de ayudar a dar a conocer el amor, la verdad y la voluntad de Dios en nuestro mundo.
  • Capacidad y deseo de aprender y desarrollarse espiritual, mental, física, cultural y pastoralmente.
  • Un sano sentido de sí mismo
  • Un respeto genuino por y la capacidad de trabajar en colaboración con otras personas.
  • Apertura a otras culturas y etnias.
  • El coraje de tomar riesgos
  • El deseo de defender la verdad y defender a los que no tienen voz de una manera amorosa.

Para obtener más información y recursos, visite este excelente sitio web patrocinado por los Directores Diocesanos de Vocaciones de los Estados Unidos: 
sacerdotediocesano.com

Oficina de Vocaciones de la Arquidiócesis de San Antonio

2600 Oeste de la avenida Woodlawn
San Antonio, Texas 78228
(210) 735-0553

[email protected]